Loading color scheme

Fin de semana positivo para los equipos senior nacionales

Visto: 114

Nuestro Élite masculino consiguió la victoria ante Jujol en un buen partido, con mucho acierto ante la portería contraria.

 El partido comenzó con un constante toma y daca entre los dos equipos, pero sin demasiado peligro en ninguna de las porterías. A los pocos minutos se defendió muy bien una inferioridad, terminándola atacando y asistiendo Kevin Mooney a Alberto Bernabéu al recuperar al cuarto jugador para adelantarnos en el marcador. Aunque Jujol seguía apretando, las ocasiones más claras eran Kamikazes y, poco después, Kevin Mooney volvía a asistir, esta vez a Maxim Langlois, para poner el 2-0 en el marcador.

Jujol no se rindió y recortó distancias cuando quedaban 8 minutos de la primera parte. Pero menos de un minuto después Guille Jimenez marcaba el 3-1 con asistencia de Xavi Ribas, quién a un minuto del descanso, volvía a asistir a Alberto Bernabéu para dejar el marcador en 4-1 al descanso.

En la segunda parte se notó la profundidad del banquillo Kamikaze, con tres líneas completas. El dominio iba siendo cada vez mayor y los goles fueron cayendo en el último cuarto de partido: Jimmy Fort con asistencia de Alejandro Villaverde, Xavi Ribas con asistencia de Alberto Bernabéu, Guille Jimenez con asistencia de Xavi Ribas y Kevin Mooney con asistencia de Maxim Langlois cerraron el 8-1 definitivo.

 

 

El Élite femenino se impuso por 0-7 a las Erizos Rudos de Aranda en un partido con mucha intensidad.

 Las Kamikazes empezaban con alguna dificultad en encontrar su juego habitual debido seguramente a los pocos entrenos que se pudieron disputar últimamente, ya que la pista Laura Oter sigue sin estar acabada y el tejado del Antonio Osuna no cumple su función de cubierta en días de lluvia al mojarse por completo la superficie sintética, hecho que hace imposible patinar sobre ella.

También influía el patinaje intenso de las jóvenes Erizos Rudos que sin esconderse buscaban la portería de las Kamikazes pero topándose siempre con una segura Cristina Ostafiychuk bajo palos de las  Tricantinas. Iban a pasar 17 minutos hasta que Marlen Wanger con un “onetimer” tras una combinación con Ana Sierra pudo adelantar a las Kamikazes. A falta de dos minutos de la primera parte Alba Ordoñez a pase de Vega Muñoz ampliaba el marcador por 2-0. Apenas dos minutos mas tarde esta vez Ana Sierra a pase de Marlen Wanger marcaba el 3-0, resultado con el que se iban los dos equipos al descanso.

30 segundos iba a necesitar Vega Muñoz para anotar el 4-0 con una jugada individual. Ya con las Kamikazes jugando liberadas por el amplio resultado, Paloma Carballo con disparo seco 5:0, Andrea Merino asistida por Vega Muñoz 6-0 y Laura Cernadas 7-0 con otro disparo preciso sentenciaban el encuentro.

 

 

Ajustada derrota (3-4) del oro masculino frente al líder

 3-4 fue el resultado final del equipo oro masculino frente a los Hornets de Castellbisbal, actual líder de la competición. Los Kamikazes seguían como habían acabado en Tenerife luchando cada puck frente a un equipo muy técnico como son los Hornets. Nada pudo hacer el brillante Nacho Seijas bajo palos en el primer gol en contra en inferioridad numérica. Solo 1 minuto después Hugo Rodrigo insistía con varios rebotes para igualar el encuentro. A falta de 3:38 min el Castellbisbal se adelantaba con 2-1 en el marcador resultado final del primer tiempo. La segunda parte iba a resultar mas intensa, aun que la primera ambos equipos creaban ocasiones pero las mas claras eran para los visitantes catalanes que una y otra vez se topaban con Nacho Seijas o con uno de los  Kamikazes que defendían con el cuchillo entre los dientes. Jorge De Rivas con una espectacular jugada individual de campo a campo empataba de nuevo el partido a falta de 10 minutos.

Los chicos de oro encajaron el 2:3 en inferioridad pero poco después Alejandro Simon volvió a poner el luminoso en tablas. A pesar de la fuerte lucha de los Tricantinos, los Hornets pudieron aprovechar su clase individual y se adelantaron con 4-3 a falta de 2:36 min del final. Con los Kamikazes atacando para conseguir el empate el duo arbitral anulo por simulación una falta marcada a los Kamikazes pero sin aplicar ninguna sanción al simulador de los Hornets. El equipo de Maxim Langlois sacaba el portero para  alinear un quinto jugador buscando el empate a la desesperada hasta el final que finalmente no pudo conseguir.

Por último, agradecer a Los Erizos Rudos de Aranda que nos prestaran la pista y las facilidades dadas para poder jugar nuestros partidos.

 

VICTORIA TRABAJADA EN OROPESA PARA EL ELITE MASCULINO

Visto: 136

El Élite masculino volvió a la senda de la victoria con un trabajado triunfo frente a Orcas, un equipo que nos creo bastantes problemas y nunca se rindió. El inicio del partido fue Kamikaze, presionando bien, consiguiendo el control del disco y creando oportunidades. Pero poco a poco, Orcas se quitó los complejos de encima y a nosotros se nos olvidó cómo se juega a hockey. Así que tras aprovechar una superioridad y culminar una jugada en la que no supimos sacar el disco del área, Orcas nos ganaba por 2-0.

 

A partir de ese momento, los nuestros se centraron de nuevo y volvieron a jugar como saben. Bernabéu acortó distancias en una superioridad al aprovechar una asistencia de Kyle que, un minuto más tarde, volvía a asistir a Max para llegar al descanso con un 2-2.

 

La segunda parte fue de dominio Kamikaze y pronto nos adelantamos en el marcador con gol de Kevin y asistencia de su hermano Kyle en una superioridad. Poco después, los mismos protagonistas intercambiaban los papeles para anotar el 2-4. A falta de algo más de 7 minutos, otra vez los hermanos Mooney fabricaban otro gol en una nueva superioridad.

 

A falta de 5 minutos, Raúl asistía a Kevin para cerrar nuestra cuenta anotadora. Realizamos cambio de portero y, aunque no ha sido su debut, Carlitos si tuvo opción de hacer su primera intervención en élite sacando un uno contra uno nada más salir a pista.

 

Orcas aún marcó un nuevo gol poco antes del final, que dejaba el marcador en el 3-6 definitivo. En resumen, una trabajada victoria que nos permite seguir en las luchas por el primer puesto del grupo